Sobre Nosotros / Nuestra Historia

Un joven mallorquin de 17 años se traslada a la Ciudad Condal para comenzar una nueva aventura. Es ahi donde Joan Miró Miró de vocación violinista comienza su aprendizaje de relojero, en un pequeño taller en la calle Travessera de Gracia. Eran tiempos dificiles, a las puertas de la guerra civil decide regresar a la isla. El 10 de Noviembre de 1932 abre su primera relojería en la calle San Miguel junto a su madre y hermanos.